Página Inicial - supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Superintendecia de Escuelas Católicas Diócesis de Arecibo

www.supesca.org

Página Inicial
miércoles, 1 de marzo de 2017
Mensaje de la Superintendencia de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo para la Cuaresma 2017
“Mi familia y yo serviremos al Señor”

Este es el anuncio gozoso que nace desde lo profundo del corazón del creyente, de todos aquellos que han hecho la experiencia del Amor Gratuito, Incondicional y Misericordioso de Dios, personalmente y en el seno de su hogar, y experimentan la NECESIDAD de compartirlo con otros.

Es aquella experiencia maravillosa de haber descubierto el proyecto grandioso que Dios tiene con la familia, de haber percibido el sostén, el amor y la ternura de Dios, en su diario vivir, en los buenos y malos momentos.

Quien grita: “Mi familia y yo serviremos al Señor”, es quien CREE y HA TOCADO CON MANO la fidelidad de Dios, y así como San Pablo, dice: “Ay de mí, si no evangelizo” (cfr. 1Cor9,16)… “Ay de mí si no comunico esta buena noticia a otras familias, quizás en dificultad o con dudas por los avatares de la vida.”

Es por esto, que invitamos, en este Año de la Familia, a no dejar perder de vista este tiempo privilegiado que es la Cuaresma. Tiempo de gracia. Tiempo de renovación.

¿Cómo yo y mi familia podemos servir mejor al Señor? ¡Disponiendo y preparando nuestros corazones con la ayuda de Dios mismo!

¿Cómo hacer esto? Pueden comenzar, primero de todo, preparando en su hogar un lugar con una cruz u otro signo, con una cinta violeta, y una foto de toda la familia, para expresar que en esta Cuaresma desean escuchar y caminar con mayor atención, todos juntos, con el Señor.

Pueden tomar un compromiso, todos juntos. Algo que desean mejorar como familia, pero dialogado y escogidos por todos. Por ejemplo:

  • sacaremos más tiempo para compartir en la mesa;

  • un día en la semana leeremos la lectura del domingo siguiente y compartiremos lo que esta dice a cada miembro;

  • nos escucharemos profundamente y no nos interrumpiremos mientras el otro habla;

  • evitaremos comentarios negativos entre nosotros y de los demás;

  • visitaremos una vez en semana, posiblemente el domingo, alguien que necesita o está solo: un pariente, un vecino, etc.;

  • cuando haya una pelea o mal entendido, no dejaremos pasar el día, sin aclararnos y pedirnos perdón;

  • anotaremos en un cartelón todos los beneficios que hemos recibido del Señor en la semana.

¡Cada familia sabrá escoger lo que mejor necesita!

Invoquemos el Espíritu Santo y a la Sagrada Familia para que nos vuelvan familias cada vez más “santas e inmaculadas” ante el Señor. Pero, ¡atención!, no olvidemos que el propósito que hemos escogido juntos, para crecer en el amor como familia, lo tenemos que poner y mantener en las manos del Señor. Él es quien nos salva y nos salvará, de modo particular cuando tambaleamos en nuestros propósitos, o caemos, si con sencillez y confianza nos dirigimos a Él.

Es por esto que la Iglesia, como Madre y Maestra, nos propone las herramientas de la oración, de las obras de caridad y del ayuno, como estrategias para que nuestro corazón, personalmente y con toda la familia, se fortalezca en el amor.

En el Mensaje de esta Cuaresma el Papa Francisco nos invita a: "Que el Espíritu Santo nos guíe a realizar un verdadero camino de conversión, para redescubrir el don de la Palabra de Dios, ser purificados del pecado que nos ciega y servir a Cristo presente en los hermanos necesitados."

Queridas familias, como decía el Papa San Juan Pablo II: “Familia, ¡sé lo que eres!”. Familia, sé esa comunidad de personas unidas en el amor, al servicio de la vida y al desarrollo de la sociedad, que participa en la misión evangelizadora de la Iglesia. (cfr. Doc. Familiaris Consortio 17).

Estos son los mejores deseos de las Escuelas Católicas de Arecibo, para ¡QUÉ RESUCITEMOS CON GOZO EN EL SEÑOR!

Por: Carmen Mabel Rodríguez crodriguez@supesca.org
martes, 10 de enero de 2017
Escuelas Católicas: comunidades de fe, conocimiento y servicio

Con el lema "Escuelas Católicas: comunidades de fe, conocimiento y servicio" se celebrará en todo Puerto Rico la Semana de la Escuela Católica del 5 al 11 de febrero de 2017.

En cuanto al lema nos unimos a las escuelas católicas de Estados Unidos. Comunidades, fe, conocimiento y servicio son conceptos que están en el centro de una educación católica.

Comunidades. La escuela la hace su gente. Personal directivo, docente y de apoyo, estudiantes y familias, fieles a Dios y al prójimo, unidos por un proyecto común: la formación humana integral basada en los valores del Reino de Dios.

Fe. La fe es el origen y la motivación principal de la escuela católica. La escuela es católica porque nace del encuentro con Jesús para que la formación humana sea cristiana. Porque solo en Cristo el ser humano encuentra su realización según el amor de Dios. En la escuela católica la educación debe ser evangelizadora.

Conocimiento. Para aprender es que los estudiantes están en la escuela católica. Somos comunidades de aprendizaje que persiguen la excelencia académica en y a través de sus asignaturas. Somos "escuela", institución que se dirige por estándares educativos, principios pedagógicos y estrategias de enseñanza-aprendizaje modernas, con base científica, humanista y trascendente.

Servicio. La escuela católica quiere formar líderes éticos al servicio de la Iglesia y la sociedad. La escuela católica forma para ser cristianos auténticos, conscientes de sus problemas y de los demás. Para ser servidores de la Palabra, de la oración y de la misericordia, "en el mundo sin ser del mundo" (Juan 17,11.16), reafirmando el valor de la persona humana.

En este año de la Familia en la Diócesis de Arecibo pedimos de manera especial por las familias de las escuelas católicas. Que nuestras escuelas y familias sirvan a Dios. Escuela Católica en unidad con la Familia, compartiendo una misma fe, esperanza y caridad en el Espíritu de Dios.

La fe, el conocimiento y el servicio son tres medidas por las cuales cualquier comunidad educativa católica puede y debe ser evaluada.

En esta Semana de la Escuela Catolica, invito a todos dar gracias por el don de Dios que significa la escuela católica para la Iglesia y la sociedad.

Por: Juan A. Valdés Lazo, Ed.D.
Superintendente
jvaldes@supesca.org
miércoles, 5 de octubre de 2016
¡Somos Familia! Encuentro Diocesano Educadores Católicos

Junto a nuestro obispo, Mons. Daniel Fernández Torres, la Superintendencia de Escuelas Católicas de Arecibo y todos los colegios de nuestra diócesis se están comprometiendo a hacer experiencia de comunión, a ser: la familia de escuelas católicas.

Es por esto que con mucho gozo se encontraron los Educadores de los Colegios Católicos de la diócesis, en la Parroquia del Sagrado Corazón de Quebradillas para vivir un momento de oración, reflexión y envío, como familia de escuelas católicas. Las palabras “encuentro”, “acogida”, “compromiso” definen la experiencia hecha.

La actividad dio inicio con la acogida mutua, con un saludo, que se ofrecieron los presentes entre cantos de alegría. Experimentamos el gozo de haber dicho presente, viniendo de los diversos rincones de la diócesis: Orocovis, Corozal, Vega Baja, Manatí, Barceloneta, Ciales, Arecibo, Hatillo, Isabela y Quebradillas, y de acogernos con un saludo de fraternidad. Los participantes tuvieron la posibilidad de dejar el lugar donde estaban sentado, para ir al encuentro de los hermanos educadores de los otros colegios.

Se vivió un momento de oración, que nos recordó que Quién nos convocaba es el Maestro por excelencia, Jesucristo. El Maestro deseaba estar con nosotros para fortalecernos, consolarnos e iluminarnos, para luego, como con sus discípulos, enviarnos.

A través de la presentación propuesta por P. Feliciano Rodríguez, Director del Instituto de Pastoral Nacional de Puerto Rico, pudimos reafirmar el rol fundamental del educador cristiano ante la situación socio-religiosa del mundo de hoy. Vimos la importancia de educar, y sobre todo, de educar bien, ante las “brechas” que el mundo actual enfrenta a nivel económico, ecológico y cultural-espiritual. Nuestra fe y valores cristianos no son una mera ilusión, sino una respuesta concreta y válida a este contexto histórico actual.

Luego de estas palabras iluminadoras, celebramos la fraternidad y el compromiso de ser educadores-evangelizadores, junto a nuestro Pastor, Mons. Daniel. Durante la Celebración de la Eucaristía, sus palabras nos llevaron a dirigir nuestra mirada a la Santísima Trinidad y contemplar la vida de relación, de comunión y de misericordia, que como cristianos estamos llamados a vivir y comunicar. En este Año Jubilar de la Misericordia, nos invitó a reflexionar y poner en práctica las Obras de Misericordia, de modo particular, las Espirituales: aconsejar, enseñar, corregir, consolar, perdonar, soportar con paciencia y rogar a Dios; obras que diariamente tenemos la oportunidad de aplicarlas en nuestro quehacer de educadores, en nuestro ámbito de trabajo. Estas nos ayudarán a ser auténticas comunidades educativas y evangelizadoras.

Con estos significativos compromisos deseamos continuar nuestro servicio a Dios, a la Iglesia y a los hermanos, de modo particular, en nuestros estudiantes y padres.

Por: La Hna. Marta Olavarría info@supesca.org
jueves, 1 de septiembre de 2016
Con Renovada Pasión Educativa

La Superintendencia de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo da la bienvenida a este nuevo año escolar 2016-2017. Exhortamos a todos, a que retomen con renovada pasión, la misión por una educación de excelencia basada en los valores del Reino de Dios y dirigida a la formación integral de los estudiantes.

Como parte de sus aspiraciones y compromiso con la educación católica, la Superintendencia ha impulsado un nuevo modelo de planificación curricular. Los educadores de nuestras escuelas, durante este año escolar, continuarán recibiendo capacitación profesional con el objetivo que el aprendizaje del estudiante sea favorecido por un proceso de enseñanza basado en estándares educativos e integrando valores a través de las asignaturas.

El modelo UbD, Comprensión mediante diseño, tiene el potencial para mejorar el aprendizaje mediante una planificación que se aleja de las nociones tradicionales que dan énfasis sólo a las actividades educativas dirigidas a cubrir contenido sin que ocurra un entendimiento profundo. Se busca educar para la transferencia de conocimientos que sean pertinentes a la vida de los estudiantes, desarrollando su personalidad cristiana como ciudadanos al servicio de un mundo mejor.

La Escuela Católica hace la diferencia porque solo ella tiene a Cristo como centro, norma y meta educativa. Las familias católicas encuentran en ella el apoyo a su tarea como primeros evangelizadores y educadores de sus hijos. El mejor ambiente educativo formal, para que sus hijos crezcan y se desarrollen según el proyecto de vida que Dios tiene pensado para ellos y revelado en Cristo.

Este será un año escolar de nuevas esperanzas y nuevos logros. Por intercesión de la Virgen María, Madre y Educadora de la Iglesia, invocamos la ayuda del Espíritu Santo sobre nuestras comunidades educativas y sus iniciativas.

Por: Prof. Juan A. Valdés Lazo
Superintendente
info@supesca.org

miércoles, 1 de marzo de 2017Ver [+]
Mensaje de la Superintendencia de Escuelas Católicas de la Diócesis de Arecibo para la Cuaresma 2017
“Mi familia y yo serviremos al Señor”
Carmen Mabel Rodríguez
martes, 10 de enero de 2017Ver [+]
Escuelas Católicas: comunidades de fe, conocimiento y servicio
Juan A. Valdés Lazo, Ed.D.
Superintendente
miércoles, 5 de octubre de 2016Ver [+]
¡Somos Familia! Encuentro Diocesano Educadores Católicos
La Hna. Marta Olavarría
jueves, 1 de septiembre de 2016Ver [+]
Con Renovada Pasión Educativa
Prof. Juan A. Valdés Lazo
Superintendente

Regresar a pantalla anterior...

Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
Proverbio árabe

San Juan

Ponce

Mayagüez

Caguas

Arecibo

Humacao

Fajardo

Boquerón

Rincón
powered by www.prograph.com © Copyright 1997-2017 - All rights reserved
© Copyright 2009-2017 www.supesca.org educa@supesca.org